UNA VERGONZOSA DEJADEZ

Por extrema pereza, o por desidia institucional o quizás por indicaciones políticas, tropelías totalitarias como la prohibición taurina catalana, están aún sin resolver después de más de cinco años de espera. Con esta vergonzosa dejadez, solo se da amparo al imperialismo déspota de políticos que legislan con una bochornosa impunidad, quedando claro que el imperioso sentido de la ley, ejerce de pelele sin sentido.

Hoy miércoles 21 de septiembre, la Fundación del Toro de Lidia presentará ante sus señorías del Tribunal Constitucional, miles de firmas de ciudadanos españoles, que pedimos a la alta Institución, que de una vez por todas se pronuncie ante un tema patrimonial que se nos ha arrebatado por una imposición tirana y opresora.

placa-tribunal-constitucional

de joseluiscantostorres

MIS PROYECTOS PARA ESTE OTOÑO

Sigue la fantástica gira de presentaciones del tercer tomo biográfico de La Monumental de Barcelona y serán ya 23 actos en los que ha intervenido esta esperada trilogía.

En la revista Caireles de este año, no se pierdan mí impresionante hallazgo “MEMORIAS DE UN SIGLO”, un relato íntimo, extraído del diario personal de La Gran Dama de la Tauromaquia Catalana, nuestra querida Monumental.

Otro objetivo, es trabajar en insólitas producciones que lleven la conferencia taurina a terrenos insospechados, modernizando así el esquema tradicional y la escenografía visual y sonora, en la que se desarrolla habitualmente.

Para completar un otoño prolífico, estoy estructurando los nuevos pilares de lo que será mi nuevo trabajo literario, de argumento taurino y con una base que seguro hará las delicias de los aficionados más devotos.

Presentación1

PROYECTOS DE OTOÑO

de joseluiscantostorres

¿DAVID, DÓNDE ESTÁ EL TORO?

MANOLETE

Con este temor se apagó la vida de un torero irrepetible, Manuel Rodríguez, Manolete. Al filo de las cinco de la mañana del 29 de agosto de 1947, el Monstruo de Córdoba susurró sus últimas palabras y se encaminó a la inmortalidad de su recuerdo, a costa de perder su existencia terrenal, un elevadísimo tributo que dejó helada la respiración taurina durante varios años.

Persona de una fuerte devoción maternal, en cuanto percibió la tremenda gravedad de aquella herida mortal, le confesó a su sobrino: “¡Qué disgusto más grande, se va a llevar mi madre cuando se entere!”.

Manolete representa un icono para numerosos toreros, un ídolo para miles de fervientes aficionados y un hombre que vivió y murió, consciente del significado que supone ser torero.

José Luis Cantos Torres

de joseluiscantostorres

EL MOLDE DEL TOREO

Un fugaz viaje a Calanda, Alcorisa y Molinos (Teruel), nos ha permitido a mi mujer Sonia y a mí, descubrir el bajo Aragón y conocer el molde de donde salen los toreros actuales, Las Escuelas Taurinas.

Después de visitar la preciosa plaza de toros Calanda y comprar en una cooperativa una suculenta caja de melocotones calandinos, en los bajos de la imponente plaza de Alcorisa, comimos en compañía de los miembros de la Peña Nicanor Villalta y de los componentes de La Escuela Taurina Nimes/Cataluña, entre los que se encontraban su director don Manuel Salmerón, el fotógrafo Juan de Dios Jiménez y los alumnos Manuel de Reyes y Cristian Alfaro. También habían muchos simpatizantes y amigos, como el excelente banderillero Luis Cantero, y el presidente de la Club Taurino de Sant Boi,  José Sevillano y el aficionado Pepe Vicente Lapuente con su mujer Ángela.

Ya en Molinos, con alta temperatura se inició el festival. Hubo buena entrada con numeroso público infantil, para mi sorpresa. A causa de la canícula, los presentes lucieron muchos paraguas, gorras y abundantes sombreros para suavizar la deflagración solar.

Dos utreros y un eral de capa negra, bien presentados pero de escasa fuerza, de Adell Piquer, se repartieron Manuel de Reyes, Marta Borao (Escuela taurina de Córdoba) y el joven Cristian Alfaro, que estuvieron auxiliados por los notables banderilleros Carlos Pérez, Luis Cantero y el primer aficionado que ha presidido una corrida de toros, Juan Molina.

A Manuel de Reyes le tocó un utrero con muchos pies de salida, que correteó y remató bien en las troneras, pero tanto furor se apagó pronto y entonces vinieron los continuos desplomes del animal, desvirtuando así las buenas maneras de Manuel. El alumno catalán persistió en sacar faena, consiguiendo momentos lúcidos con la escarlata. Se desplantó con airosa gallardía y sufrió un par de achuchones de los que se incorporó, como si la cosa no fuera con él.

Marta Borao de Teruel, pero estudiante de La Escuela taurina de Córdoba, se encontró con un bicho pegajoso, tobillero, que le hizo aplicarse para domeñar la embestida. Mostró ademanes toreros y dejó pasajes y maneras que perfiladas pueden dar muchos destellos.

Cristian Alfaro se las vio con un elemento que por el izquierdo no quería conversación, el jovenzuelo lo intentó, pero su interlocutor le contestaba con insolencias y gestos cargados de violencia. Por el derecho pudo entablar mejor charla, no sin que el animal le soltara algún taco de vez en cuando. Por las casualidades de la oración, hubo una serie por ese lado derecho (la mejor de la tarde), que fue un poema de cadencia y temple, mucho compás en la fusión visual.

Por último, resaltar el incansable y sabio estar del banderillero Carlos Pérez y el muleteo que interpretó Juan Molina con el novillo de Manuel de Reyes, cuando este acabó su faena. 

Esto fue lo que dio de sí el Festival de Molinos, un ilustrativo molde donde se ve el titánico trabajo que realizan las Escuelas Taurinas, sobre todo la de Cataluña, donde su pasión cobra un mérito extraordinario por las causas que todos ustedes conocen.

José Luis Cantos Torres

de joseluiscantostorres

TAL DÍA COMO HOY

Tal día como hoy de 1944, debutó en La Monumental de Barcelona Carlos Arruza. La tarde fue épica, tanto Carlos como Mario Cabré fueron trasladados a la posada en hombros. Don Antonio Santainés Cirés escribió en ABC: “La presentación de Carlos Arruza en Barcelona constituyó una histórica efemérides. Obtuvo una oreja de su primero y la magistral faena al toro «Avilés» fue premiada con las orejas, el rabo y la pata. Por la Gran Vía, Plaza de Cataluña y Ramblas iban a hombros Arruza y Mario Cabré. Arruza hasta el Hotel España donde se hospedaba. Aquellas salidas por la puerta grande sí eran verdaderas”.

LA MONUMENTAL DE BARCELONA

de joseluiscantostorres

VALLADOLID

Precioso homenaje.
Ver a la coletería unida honrando la memoria de Víctor Barrio, es un merecido tributo para que la familia y la mujer del torero, no se sientan solos ante la desgracia y ante el ataque cruento de seres depravados, exentos de las más mínima condición humana para respetar el dolor que produce la muerte de un ser querido.

Valladolid 4 de septiembre.www

de joseluiscantostorres

VÍCTOR BARRIO EN BARCELONA

La doliente noticia de la muerte del joven Víctor Barrio, me puso de manifiesto una vez más, lo frágil que puede ser la vida de un torero. Su existencia de seda y oro, se desliza por una finísima arista que sustenta el destino y desde donde se puede apreciar el fatal abismo de lo desconocido. A pesar de ello, la coletería se entrega por alcanzar la difícil quimera de un sueño, revistiéndose de valentía frente al temible agujero negro, del que muchos de los mortales más sensatos, no queremos ni oír hablar que existe. Víctor, a sabiendas de la delgada línea que separa la sombra de la luz, caminó con abnegada devoción mirando al cielo, hasta que el fatídico soplo del viento se conjuró con la desdicha para arrebatarle una vida de ilusiones y riquezas. Ilusiones, para alcanzar la distinción de figura de la torería y riquezas, porque Víctor tuvo la suerte de tener una familia maravillosa y una mujer que fue un sustento de cariño y apoyo.

Como homenaje respetuoso hacia Víctor y sus familiares, el fotógrafo taurino Alberto Faricle y un servidor, queremos hacer una remembranza del muchacho de Grajera (Segovia), por medio de su debut y única actuación, sobre el tapiz siena de La Monumental de Barcelona.

Víctor Barrio debutó ante el senado catalán la tarde del domingo 24 de abril de 2011, alternando con Juan del Álamo y López Simón en la lidia de novillos de Mari Carmen Camacho, bien presentados y de buen juego en conjunto a excepción del tercero y quinto, insípido uno y difícil el otro, la romana de los bichos osciló de los 465 a los 525 kilos. Ese día abrió sus portones la temporada taurina barcelonesa, el público fue escaso y el cielo se mantuvo encapotado con una temperatura que no sobrepasó los 19º.

13627258_10210121125810043_2830703409153245259_n

Víctor en el callejón de cuadrillas, Foto cortesía de Faricle.

Víctor llegó al callejón de cuadrillas con un terno verde y oro, que remató con el corbatín y el fajín en negro.  El solemne paseíllo de cuadrillas que partió plaza, paralizó sus andares al llegar a tablas para guardar un sentido minuto de silencio, por la muerte del ganadero Juan Pedro Domecq y por la muerte del Dr. Jorge Olsina, ilustre Cirujano Jefe de las enfermerías capitalinas de 1976 a 2005.

13692558_10210121126010048_202167947668633153_n

El sentido minuto de silencio. Foto cortesía de Faricle.

Víctor, en su primera entrevista con el segundo de la tarde, causó una grata impresión corriendo los engaños por ambos manos. Se le vio verticalidad, variedad y responsabilidad. Entró con seguridad manejando la tizona, se le tributó una merecida ovación y hubo incluso una tenue petición de oreja.

El quinto del encierro desentonó de sus hermanos de camada, al desarrollar complicaciones, mal genio y poca casta, con lo que el de Grajera no pudo por menos que estar decoroso y mantener el tipo frente a un material poco apto para el lucimiento. Con el florete dejó una estocada y dos descabellos, oyó un aviso y el respetable le dedicó una ovación.

13654189_10210121125850044_3559920950891455398_n

Verticalidad con el capote. Foto cortesía de Faricle.

Este fue el recuerdo que Víctor Barrio nos dejó en Barcelona, testimonio de su porte torero y que hoy sigue vivo entre la mampostería de ladrillo rojo, que levanta el precioso semblante de nuestra Gran Dama de la Tauromaquia catalana.

El resultado de sus dos compañeros fue: Juan del Álamo ovación tras dos avisos y ovación tras dos avisos, mientras que Alberto López Simón saldó su actuación con ovación tras aviso y oreja tras aviso.

Pagar un precio tan alto por un sueño tan difícil de alcanzar, es una gloriosa hazaña humana, que cualquier mente con un mínimo de raciocinio sabe apreciar, entender y respetar.

Fotos cortesía de Alberto Faricle.

Documentación José Luis Cantos Torres.

de joseluiscantostorres

A Victor Barrio

La inmensa grandeza que tiene la tauromaquia, es la sinceridad de su argumento. En el ruedo no existen tomas falsas, los toreros no usan dobles ni especialistas y el toro no es un animal de compañía bobalicón, que obedece a su amo con abnegada obediencia.

La tauromaquia no se esconde tras un perfil falso, su guion es tan nítido como la respetuosa muerte de Víctor Barrio.

Presentación1

de joseluiscantostorres